Diferencias entre la estampación de metales en frío y la estampación de metales en caliente

13/02/2019

Existen dos tipos de estampaciones, la estampación en frío y la estampación en caliente, según la temperatura que se aplique al material a deformar.

Diferencias entre la estampación de metales en frío y la estampación de metales en caliente

El estampado de metales o estampación es la técnica de fabricación utilizada para la transformación de chapa metálica, donde se somete la pieza a una carga de compresión entre dos moldes. Esta carga es aplicada a través de prensas hidráulicas o mecánicas que proporcionan una gran capacidad y versatilidad para aplicar los procesos más eficientes y productivos en función de los requerimientos de cada proyecto.

Existen dos tipos de estampaciones, la estampación en frío y la estampación en caliente, según la temperatura que se aplique al material a deformar.

DIFERENCIAS DE LA ESTAMPACIÓN EN FRÍO Y EN CALIENTE


La temperatura que se aplica en la deformación del metal, es el factor clave que diferencia la técnica de estampación metálica en frío y en caliente. Esta línea que separa a ambos procesos viene determinada por la temperatura de recristalización. Si la temperatura aplicada es mayor a esta, es estampación en caliente, mientras que, si es menor, el proceso se denomina estampación en frío.

La temperatura de recristalización es la temperatura por la cual un material trabajado en frío se recristaliza, es decir, que como pasa en todo material deformado, se forma una microestructura de granos nuevos que tienen pocas dislocaciones en su estructura cristalina. Este factor depende de la temperatura de fusión del metal, así como del grado de deformación en frío, entre otros. Por lo tanto, no es una temperatura fija.

Estampación metálica en caliente

La estampación de metales en caliente se realiza con una temperatura mayor a la temperatura de recristalización del metal. Esta técnica implica calentar el material hasta que se vuelve maleable para conformar la pieza requerida.

A diferencia de la estampación metálica en frío, la pieza resultante tiene menor precisión dimensional, aunque permite hacer más deformaciones a la pieza gracias a su elevada temperatura.

Estampación en frío

En la estampación metálica en frío, el material se fabrica con una temperatura menor a la temperatura de recristalización. En este proceso, la deformación del grano de la estructura cristalina permite obtener anisotropía en la estructura microscópica. Así pues, las propiedades como la elasticidad o la ductilidad del metal experimentan alteraciones que permiten fabricar materiales más resistentes, así como soluciones de reducción del peso de la pieza final.

En SOME, somos especialistas en procesos de estampación en frío. Las principales técnicas que desarrollamos son:

  • Embutición profunda y semi-profunda
  • Estampación con matrices progresivas

Estas operaciones de estampaciones metálicas están dirigidas a proyectos que requieren altas productividades en series medias o largas.

Para ello, en SOME contamos con un amplio parque de prensas mecánicas de hasta 350 toneladas para desarrollar el proceso de estampación metálica. También disponemos de prensas hidraulicas de embutición profunda y semi-profunda de hasta 500 toneladas.

Está maquinaria nos permite realizar operaciones de estampación en frío para fabricar piezas y componentes de distintos materiales, como acero, acero inoxidable o aluminio.

Si necesita más información sobre las técnicas de estampación en frío, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo.

Últimas noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mantener la sesión, ofrecer una mejor experiencia y obtener datos estadísticos de navegación de los usuarios. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configurar”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando “Aceptar y continuar”.

Para más información puedes visitar nuestra Política de Cookies